Hace un tiempo atrás comentaba acerca de las fotos nocturnas con iPhone, de cómo transmitir esa sensación de misterio, y lograr esa atmósfera mágica que tanto nos atrae. En esta ocasión volvemos a esperar la caída de la noche, esta vez, para capturar ese pequeño instante en que estallan los fuegos artificiales e iluminan el cielo.

Fuegos Artificiales, Parrandas de Remedios

Fuegos Artificiales, Parrandas de Remedios

La primera vez que hice fotos de fuegos artificiales fue con una cámara DSLR, mi experiencia fotográfica apenas era escasa, no contaba con accesorio alguno, lo que me llevo a improvisar en ese momento, y… a mi entender, quedó mejor de lo que esperaba. Tiempo después, ya con el iPhone, quise repetir la foto, pero una vez más la inexperiencia (esta vez haciendo fotos con otro dispositivo, iPhone en este caso) me llevó a obtener un producto sin calidad.

Fuegos Artificiales, Parrandas de RemediosEsos dos momentos fueron escuela y el que no aprenda de los errores no llega a viejo. Recientemente pude disfrutar de “Las Parrandas Remedianas”, unas fiestas populares en Remedios, un pueblo en el centro de Cuba, donde este se divide en dos bandos y entre otras cosas compiten por “quien hace un fuego mayor”, o sea, quien lanza más fuegos artificiales. Dicen que a la tercera va la vencida, por lo que aproveche la oportunidad, experiencia que comparto para que, todo aquel que quiera tener su foto como la que hemos visto en revistas o en Internet, la logre.

Si tienes un trípode en un momento como ese, genial, aprovéchalo y úsalo, sino, haz como hice yo: agarra bien el iPhone (u otro Smartphone). Si tienes donde recostarte para lograr una mayor estabilidad, hazlo también. Mientras más cómodo y seguro te sientas, mejor quedará la foto.

Cuando te sientas a gusto, desactiva el flash, (el cual siempre tengo desactivado) fija el punto de enfoque y bloquea la exposición, para realizar estas fotos utilicé la aplicación nativa del iPhone. Recuerda que en condiciones de poca luz el iPhone tratará de corregir la exposición para lograr una buena iluminación. Una vez hecho este primer paso, espera la primera tanda de fuegos artificiales, ese será el momento en que ajustes la exposición. Observa que momento te gustaría realmente capturar y establece los ajustes según prefieras, si no es a la primera, espera a la segunda o a la que sea necesaria. Este periodo es el que definirá tu foto, por eso tómate todo el tiempo que necesites.

Si haz realizado todos los pasos anteriores lograr la foto será solo cosa tocar el botón de captura y “voilá”, ya está. Si te estás preguntando en que momento hacer la foto y como saber cuándo estallarán los fuegos artificiales… bueno, creo que nadie sabe exactamente cuándo ocurrirán, por eso, usa el modo ráfaga del iPhone. Basta con dejar presionado el botón de captura de la aplicación y si no andas con cuidado, en un momento tendrás cientos de fotos. Las ráfagas te permitirán seleccionar luego el momento exacto que deseabas y quizás con algunos retoques mínimos lograste sin uso de equipo extra una foto que tal vez pensaban no hacer nunca.

Ya sabes, la próxima celebración donde haya fuegos artificiales, saca tu iPhone y a capturar fotos increíbles.

¿Qué te ha parecido este método? Comenta si haz usado algún otro método o si este te ha servido. Si crees que te fue de ayuda comparte este artículo en las redes sociales, sino lo fue, te invito a que lo compartas igualmente, tal vez a otra persona, le funcione tal como a mí. ;)