Algo que no posee un iPhone u cualquier otro Smartphone, es la capacidad de las cámaras DSLR de ajustar la apertura y controlar completamente la cantidad de luz que el lente deja pasar.

Hongo con el fondo desenfocado

Hongo con el efecto de profundidad de campo fue tomada con un iPhone 5s usando la cámara nativa.

Al igual que la mayoría de los Smartphone, los de la compañía de la manzana poseen una apertura fija, el iPhone 7 tienen una apertura de ƒ/1.8, mientras que el iPhone 7 Plus tiene en el lente de ángulo ancho ƒ/1.8 y el teleobjetivo ƒ/2.8. Estas características son útiles para tomar fotos sobre la marcha, pero no tan práctico como los ajustes de una cámara profesional puede brindar.

La profundidad de campo les da a las fotografías un estilo más creativo. Muy utilizado en los retratos, al desenfocar el fondo, se eliminan las distracciones y se obliga al espectador a centrarse en un punto específico. Lograr esto en un iPhone 7 plus se ha vuelto mucho más fácil que en otras versiones de iPhone, pues la inserción de un lente teleobjetivo, propicia esta distorsión de la imagen que no lo lograba el otro lente (estándar en todas las versiones del Smartphone). La inclusión del modo retrato, también ofrece instrucciones para indicarle cómo obtener los mejores resultados. Después de disparar, dos versiones de la imagen se guardarán en su Carrete, una con el fondo borroso y el otra normal.

Si no posees un iPhone 7 Plus, para lograr ese efecto en tus fotografías existen variantes que listo a continuación:

  • Con la cámara nativa define siempre el punto de enfoque, si el objeto o sujeto se encuentran relativamente cerca y el fondo alejado, el software interpretará esto y creará el efecto de profundidad.
  • Aplicaciones de terceros como ProShot brinda sencillos controles que facilitan un poco obtener este resultado y se encuentra disponible tanto para iOS, Android y Windows Phone.
  • Tadaa SLR es una aplicación que permite a una foto normal agregarle este efecto, basta con seleccionar el área que estará enfocada y luego controlar la intensidad del desenfoque.

No todos los fondos deben ser desenfocados. Si el objeto de la foto posee un fondo sencillo o plano, ofrecerá casi la misma sensación, a diferencia de un fondo saturado de elementos que puede fácilmente desviar la vista del espectador. Este efecto como mejor funciona es si el sujeto u objeto se encuentra alejado del fondo en sí.

Aunque la profundidad de campo en la fotografía móvil no se encuentra a la par con la de una DSLR, los desarrolladores reconocen esas deficiencias y se esfuerzan por mejorarlas. Los avances en fotografía móvil, combinados con técnicas de composición, hace posible cada día capturar fotos con el teléfono a nivel profesional.