Cuando hagas fotos de paisajes en las próximas vacaciones, recuerda que el tiempo lo tienes a tu favor. A diferencia de los momentos junto a la familia, amigos, etc. para los que solo tienes un instante para capturarlo, la majestuosidad de los paisajes no irá a ningún lado. Esto te da la posibilidad de experimentar en cada disparo, probar diferentes exposiciones, puntos de vista, todo lo que se te pueda ocurrir.

Si en tu encuadre incluyes tanto cielo como tierra, intenta hacer la captura con la opción HDR activada, de esta manera evitaras que algunas de estas partes (cielo o tierra) queden tanto subexpuestas como sobreexpuestas. No obstante, puedes probar con diferentes niveles de exposición.

Casa en el Valle de Viñales

Controla la exposición y agrega elementos en primer plano en las fotos de paisajes.

Para activar la opción de HDR en la cámara nativa del iPhone, solo debes tocar las siglas en la parte superior y marcar la opción SI. En teléfonos que utilicen sistema Android, puedes probar algunas como A Better Camera o Bacon Camera, ya que ambas poseen dicha característica. Recuerda que la función del HDR es capturar 3 imágenes con diferente nivel de exposición y combinarlas en una, por lo que el uso de un trípode es esencial.

Para manipular manualmente los niveles de exposición toca primero en la pantalla para definir el foco y luego desliza el dedo hacia arriba o abajo para hacer la imagen más oscura o más brillante. Algunas aplicaciones poseen esta característica de manera horizontal. Busca siempre lograr un buen balance, ya que en post producción puedes cambiar muchos de estos valores, pero algunos no se pueden recuperar si esta queda muy oscura o demasiado brillante.

En la fotografía no existe el mal clima. Si un cielo azul con algunas nubes blancas puede ser hermoso, un cielo lleno de nubes grises de una tormenta cerca agrega gran dramatismo a las fotos además de la interesante saturación de colores que se consigue.

Las fotos de paisajes tienen a ser más estáticas que las que se capturan en la ciudad donde hay más movimiento. Por eso incluye elementos que agreguen dinamismo a la imagen.

Por último, busca contraste no solo en las luces y sombras, sino también en colores y texturas. Como mencionaba al principio, el paisaje no se irá a ningún lado, por lo que podrás experimentar hasta el cansancio.